las alergias por acaros

Las enfermedades alérgicas han aumentado considerablemente en los últimos 20 años, especialmente en los países más desarrollados, debido principalmente, según estudios recientes, a una menor incidencia de enfermedades infecciosas y a una mayor contaminación del aire. En este campo desempeñan un papel importante las alergias respiratorias (como el asma) que, en su sentido más amplio, afectan a alrededor del 20% de la población occidental.

El origen de la mayoría de las alergias respiratorias se encuentra en los ambientes domésticos. De hecho, es dentro de nuestras casas donde proliferan los ácaros del polvo (Dermatophagoides pteronyssinus y Dermatophagoides farinae).

El problema de la alergia a los ácaros del polvo, en particular en su manifestación respiratoria, representa sin duda una patología de importancia social.

Además de las molestias inherentes a cualquier enfermedad, las enfermedades que afectan a grandes sectores de la población entrañan considerables costos de diagnóstico y tratamiento.
Los días de trabajo o de escuela perdidos como consecuencia de la presencia de esta alergia, que puede dar síntomas en cualquier época del año, aumenta aún más estos costos, sobre todo porque es principalmente la población joven la que se ve afectada.

Más de nueve de cada diez niños alérgicos dan positivo en las pruebas de detección de ácaros del polvo y, por lo tanto, están sujetos a asma, que a menudo es discapacitante, así como rinoconjuntivitis, tos, sinusitis y dificultades respiratorias. 

Los excrementos producidos por el ácaro capaces de causar alergia (alérgenos) están contenidas en particular en sus heces, que se liberan en el aire, se inhalan con facilidad y, por lo tanto, entran en contacto con órganos o aparatos sensibles que causan los típicos síntomas alérgicos.

Los ácaros se pueden encontrar en todas partes

Los estudios sobre la distribución geográfica y estacional del ácaro, en varios ecosistemas de la casa, han demostrado que se encuentran en varios nichos, entre ellos: cama, alfombras, sofás, sillones, muebles tapizados y ropa.

En estos ecosistemas los ácaros encuentran las condiciones ambientales adecuadas para su vida: temperatura entre 15 y 30° C; alta humedad relativa (60-80%) y presencia de alimento porque su dieta está compuesta principalmente por las escamas microscópicas de nuestra piel (caspa y descamación de la piel).

Siendo su ambiente ideal representado por lugares cálidos y húmedos, su presencia se concentra particularmente en la cama, de hecho, la temperatura de la almohada y el colchón sobre el que dormimos (de 20° a 30° C), la humedad liberada por nuestro cuerpo (sudor), y las escamas que se desprenden de nuestra piel al frotar la piel con las sábanas, son elementos ideales para el desarrollo de estas pequeñas arañas.

Échale un vistazo a otras categorías recomendadas:

Porque tener un colchón antiácaros

Porque tener un colchón antiácaros

Vas a aprender porque tienes que tener un colchon anti acaros y porque una simple funda para el no te sirve. La prevencion es la clave para tu descanso....

Purificadores de aire para la alergia

Purificadores de aire para la alergia

Veremos si los purificadore de aire funcionan realmente para mejorar los sintomas de la alergia, Sera todo otro montaje de la economia?...